“Sacar lo mejor de cada situación”

¿Qué significa fracasar?, es una pregunta interesante y que nos ayuda a reflexionar, te doy unos ejemplos para analizar, si es que calzan con lo que el fracaso significa para muchas personas; fracasar es apostar todo por tu propia empresa y que al final del primer año no hayas conseguido un solo cliente,  será postular a la universidad y no ingresar en tu tercer intento, que los demás no entiendan tu trabajo o tus ideas y las rechacen una y otra vez, dar lo mejor de ti y no lograr lo que te propusiste, perder tu inversión en un negocio importante, en general podemos poner muchos ejemplos y es que el fracaso está íntimamente relacionado a nuestro propósito de vida, a nuestros deseos internos más importantes, si para alguno de nosotros es importante la posición social, fracasar significará perder todo su dinero o prestigio, si para otra persona es importante cuidar de su hogar y familia, divorciarse sería un fracaso en su vida, por tanto las situaciones que teóricamente pueden expresar escenarios de fracaso son muy diferentes.

Cuando pensamos en el fracaso, lo hacemos en una forma negativa y es casi como una sentencia, una etiqueta despectiva que nos la autoimponemos para criticarnos o castigarnos o que la expresamos con bastante ligereza al opinar o comentar sobre los proyectos, trabajos, incluso sobre las vidas de las otras personas.

Ahora me pregunto: ¿Realmente fracasamos? o vivimos, creo que es de valientes aventurarse, intentar, arriesgar, luchar por lo que soñamos, ir con miedo pero ir, salir a buscar oportunidades, enfrentarse al rechazo, cambiar el rumbo de la vida, volver a empezar, dejar atrás lo que no nos hace bien, escuchar nuestra voz interior y si en ese camino que decidimos emprender, nos caemos, perdemos o simplemente nos equivocamos, significa que hemos decidido avanzar y aprender, que a pesar de los errores que podamos tener en nuestra vida, sacamos lo mejor de las experiencias vividas y volvemos a empezar, con nueva energía, con un enfoque más amplio y sobre todo con la convicción de que estamos un paso más cerca de alcanzar nuestros objetivos.

“No me juzgues por mis éxitos, júzgame por las veces que me caí y volví a levantarme”. –  Nelson Mandela, es una extraordinaria frase de un hombre que paso 27 años en prisión, luchando por la igualdad y la no discriminación y creo que gráfica muy bien el enfoque de cómo debemos de enfrentar el” fracaso”.

Aprender del fracaso en mi opinión, es una de las más potentes cualidades que puedes tener en la vida, saber sobreponerte, sacar lo mejor de cada situación, aprender de lo malo y mejorar es algo invaluable, que te distingue del resto y te da una ventaja competitiva, incluso en las circunstancias actuales muchos han tomado decisiones riesgosas, que seguro no han resultado de la mejor manera, pero la oportunidad de verse en una situación que sale de su control, es el momento adecuado para llenarnos de valor, analizar el contexto y replantearse las cosas.

Te dejo unas recomendaciones que te ayudarán a Aprender del fracaso:

  1. Trátate con cariño y reconoce la situación problema, pero no la etiquetes como un FRACASO, ni permitas que nadie lo haga.
  2. Analiza la situación, sé objetivo y haz una lista de aprendizajes o lecciones que puedes sacar tanto de los aspectos negativos como positivos de la situación.
  3. Analiza los aspectos negativos y plantea alternativas, soluciones o formas nuevas de actuar para no caer en los mismos errores.
  4. Realiza un plan y concéntrate en los recursos con que cuentas además de las experiencias aprendidas, que ahora son nuevos factores que te ayudará a alcanzar tus objetivos


Lic. Rosa Tenazoa R.
Psicóloga Psicoterapeuta