La COVID-19 trajo consigo un cambio sin precedentes, poco a poco pudimos ir dándonos cuenta de lo que estábamos viviendo y esto trajo consigo un sinfín de emociones, las cuales pueden ser muy intensas, sobretodo, en los niños. Si bien cada niño las sobrelleva de manera diferente, en esta época es importante ayudarlos a enfrentarlas.

  • Converse con ellos.  Trate el tema con calma, hágales preguntas abiertas y escuche lo que tienen por decir, aliéntelos a expresar cómo se están sintiendo. Es importante, además, realizar este ejercicio para darnos cuenta de cuánto sabe sobre el tema y así despejar cualquier duda o información errónea. Puede ayudarse de cuentos, dibujos u otros.
  • Validar sus emociones. Cuando converse con ellos, practique la escucha activa y no realice juicios de valor o reste importancia a lo que nos están comentando. Hágales saber que es normal sentirse tristes o preocupados, deje que experimenten estas emociones y que Ud. Lo puede entender y apoyar.
  • Transmitir y mantener la calma. Este punto es importante ya que los niños son capaces de identificar lo que estamos transmitiendo en cuanto a nuestras emociones. Tratemos de no compartir en exceso nuestros temores y preocupaciones y de encontrar maneras para sobrellevar la ansiedad, los temores u otras emociones que estemos experimentando. Recuerde que la manera en cómo ellos sobrelleven esta situación, depende mucho de nosotros. Por ello tome en cuenta darse un momento para hacerse consciente sobre cómo está Ud. mismo.
  • Seguir una rutina.  Podemos aumentar el grado de bienestar si mantenemos una rutina en casa; esto les brinda una sensación de estabilidad y seguridad, que está ahí a pesar de todo lo que sucede fuera. Puedes crear un horario con actividades diarias que incluya ratos de esparcimiento como tiempo para sus responsabilidades.
  • Hablar con la verdad siempre. En caso nuestro hijo haya perdido un familiar cercano, será importante darle la noticia con un nivel de lenguaje acorde a su edad. Si nuestro hijo es pequeño, evitar generar expresiones que los puedan hacer creer que esta persona puede regresar. No ocultemos nuestras emociones.

Recuerda que las emociones como la tristeza, el miedo o el enojo son normales, sólo si vemos que éstas son muy intensas o se prolongan mucho en el tiempo, no lo dejemos pasar y busquemos orientación profesional.

Centro Yo Puedo
Psic. Andrea Tejeda
Pueblo Libre 461-2918 / 991-988772
Los Olivos 521-6906 / 965 703600