Resulta inevitable sentir temor en estos tiempos en los que circunstancias cotidianas resultan ahora ser peligrosas, es importante por ello permanecer en casa, pero no todas las necesidades se pueden satisfacer desde casa, así surge la necesidad de trabajar e incluso en algunos casos en necesario salir para trabajar. Es en ese momento casi inevitable la presencia de un sentimiento de ambivalencia entre querer y no querer trabajar, las razones; preservar nuestra seguridad y la de los nuestros. Muchas familias hoy permanecen encerradas en casa y aún a pesar de ello, por circunstancias de la vida, la posibilidad de contagio y de desarrollar la enfermedad está latente, a muchos nos atemoriza la idea de enfermar o peor aún, de enfermar a uno de los miembros de nuestra familia.

Es importante saber que, si bien es cierto, hay que tener cuidado, también es cierto que los elevados niveles de ansiedad disminuyen nuestras defensas y la posibilidad de somatizar aumenta (desarrollo de sintomatología física producto de la ansiedad o malestar emocional). Por ello es importante tener control de nuestros pensamientos y trabajar sobre nuestro equilibrio emocional. Tengamos presente que las emociones son producto de las ideas que tenemos, y según lo que sentimos vamos a actuar.

Estamos viviendo momentos de angustia en mayor o menor grado, por ello es importante tomar algunas consideraciones en casa:

  • Además de elaborar un plan de contingencia, para disminuir riesgos de contagio.
  • Hablar abiertamente de los temores de cada miembro para verificar si tienen sentido o no.
  • Verifica si los temores existentes se basan en circunstancias existentes y determina cuales son las condiciones reales, para tener respuestas ajustadas a la realidad.
  • Podemos hablar de que procedimiento seguiremos en caso un miembro pueda enfermar, para poder tener un plan en caso esto suceda y no caigamos en desesperación.
  • Informarse en bueno, pero no te sobre expongas demasiado, de esta forma el pensamiento está en todo momento circulando alrededor del mismo tema y puede genera mayor ansiedad.
  • Mantente en contacto con todos los miembros de la casa para poder ver los cambios emocionales que se dan y detectar signos de ansiedad a tiempo.

Es momento de cuidarse de lo físico y emocional, sinembargo no es tarea difícil, si estamos conscientes de la realidad.

Lic. Sarela Quiroz
Psicóloga Psicoterapeuta
Directora General del Centro Yo Puedo