ImageDisney/Pixar

Quiero iniciar este artículo refiriéndome a la película “Coco” donde abuela Coco, debido a su avanzada edad, estaba comenzando a olvidar sus recuerdos de infancia, incluidos los de su difunto padre. Su bisnieto, con la esperanza de que no lo olvide, le canta la canción “Recuérdame” compuesta originalmente por su padre para ella. El oír aquella canción es suficiente para que la abuela Coco vuelva a recordar a su padre y sonría de felicidad.”

La música es una herramienta que nos acompaña a lo largo de nuestra vida y puede tener un gran impacto en cualquier persona, pero además, en las personas mayores, ha demostrado ser un tratamiento eficaz para grupos de pacientes con diferentes enfermedades: Parkinson, Huntington, Alzheimer, autismo, traumatismo cerebral, apoplejía, etc.

La Northwestern University en Estados Unidos ha dado a conocer hace varios años el hecho de que el entrenamiento musical desaceleraba el envejecimiento de las células. Así pues, la música resulta provechosa a nivel cognitivo, emocional y físico, siendo estos algunos de sus beneficios:

  1. Beneficios cognitivos:
  • Ayuda a mantener o mejorar las habilidades verbales. A través de actividades rítmicas, por ejemplo, contribuye a la inteligibilidad del lenguaje.
  • Estimula la memoria a diversos niveles, tanto a corto como a largo plazo, ayudando a la reminiscencia (evocación de recuerdos casi olvidados) y al aprendizaje.
  • Ayuda a mantener la atención y a conectar la persona con la realidad.
  • Incentiva la creatividad.
  1. Beneficios físicos:
  • Actúa como estímulo sensorial.
  • Es relajante y disminuye la ansiedad y la angustia.
  • Activa el sistema motor y favorece el equilibrio.
  • A través del ritmo mejora la coordinación de los movimientos.
  • A través de los pequeños ejercicios de psicomotricidad de seguir el ritmo o tocar un instrumento ayuda a mejorar la movilidad de las articulaciones y aumenta la fuerza muscular.
  1. Beneficios sociales, emocionales y espirituales:
  • Fomenta la participación, la interacción y la comunicación social en el grupo.
  • Mejora el estado de ánimo y la autoestima.
  • Permite hacer aflorar las emociones.
  • Mejora la expresión verbal y no verbal.

Ahora que conocemos los múltiples beneficios de la música en la conservación de las capacidades físicas y mentales, es importante incorporarla en la vida diaria de los adultos mayores. Algunas recomendaciones para lograr ello son: 

  • Animarlos a tocar un instrumento así no sepan hacerlo.
  • Bailar  y/o cantar al ritmo de sus canciones favoritas.
  • Realizar actividades, como limpiar o cocinar, al son de la música.

    Psic. Andrea Gonzales.
    Psicología Integral Yo Puedo
    991 988772 / 965 703600