En estos días, más de uno se ha hecho alguna de estas preguntas: ¿cuándo pasará todo? ¿qué nos depara el futuro post cuarentena? ¿estaré contagiado? La pandemia ha alterado nuestra manera de vivir y con ello ha traído mucha incertidumbre, aprende aquí cómo manejarla.

Actualmente muchas personas viven en un estado de ansiedad permanente por lo que pasa, tanto fuera como dentro de nuestro hogar. Todos los cambios en nuestra vida debido a la cuarentena, pueden tener grandes efectos en nuestra salud mental, sobre todo si antes de la cuarentena ya se padecía de ansiedad o depresión. Algunos podrán generar actitudes discriminatorias frente a los contagiados, pasar a un nivel de ansiedad grave, entrar en depresión, generar malestares físicos, entre otros. Considera las siguientes recomendaciones para paliar los efectos de la cuarentena:

  • Busque el equilibro: realice actividades que lo ayuden a sentir que ha tenido un logro, que lo conecten con los demás (ej. Videollamadas) y que lo lleven a la relajación (ocio).
  • Aprenda a diferenciar la preocupación real de la hipotética: si la preocupación que tenemos podemos resolverla con alguna acción de nuestra parte, entonces buscamos opciones de solución; caso contrario, debe desechar esa preocupación y
  • concentrarse en una nueva actividad.
  • Identifique lo que genera la ansiedad y limite su exposición a ello.
  • Mantenga su mente activa y cuide de su bienestar físico y de su sueño.

¿Cuándo se debe buscar ayuda?
Es normal sentirse preocupado y/o ansioso ante situaciones difíciles, la cuarentena no es la excepción. Sin embargo, esto se convierte en un problema cuando impide que podamos realizar nuestras actividades diarias de manera adecuada. Si notas que, a pesar de seguir las recomendaciones, se te hace difícil concentrarte y realizar tus actividades y esto se presenta junto a cambios en el apetito o sueño por varios días seguidos, es hora de buscar ayuda profesional. Muchas veces esperar a que los síntomas desaparezcan puede sólo empeorarlos, no lleguemos a esto y busquemos ayuda a tiempo.

Psic. Andrea Tejeda
Centro Yo Puedo