La esperanza vuelve y el miedo va quedando atrás, ser vacunado en la actualidad no solo representa el estar protegido, muchos lo asocian además a pérdida del miedo  y  oportunidad para poder seguir con vida. Muchas familias fueron sorprendidas por la pérdida de un ser querido, abuelos, padres que perdieron a sus hijos, hijos que perdieron a sus padres, esposas y esposos que perdieron a sus parejas, sin contar las innumerables pérdidas de amigos y familiares que no llegaron a tener la oportunidad de protegerse, de mantenerse con vida. El miedo como emoción natural nos sirvió hasta cierto punto para cuidarnos y mantenernos a salvo, sin embargo, la limitación, el encierro y la evidente crisis económica producto de la pandemia, que llevó a muchos a la ambivalencia entre tener que salir para trabajar o no,  generó naturalmente cuadros de estrés en diferentes niveles que  llevaron a algunos al colapso emocional que dio lugar al despertar de cuadros de ansiedad, pánico, depresión entre otros. Condiciones que hicieron y hacen aún más difícil este complejo momento que hoy se ilumina con una luz de esperanza frente a la posibilidad de mantenernos a salvo y con vida para poder acceder y abrirnos campo frente a nuevas oportunidades  con el despertar de nuestra creatividad.

Escuchamos con frecuencia: “mientras hay vida, hay esperanza”, quizá ahora aprendimos a darle valor a esta conocida frase, que tomó mayor peso desde el 2020 para muchos de nosotros. Para muchas familias con la vacunación de sus seres queridos disminuye el miedo, la angustia, la ansiedad. Quizá las cosas no vuelvan a ser como antes, pero estará en nuestras manos sacar el mayor aprendizaje a esta etapa que nos enseñó a valorar la vida, a nuestros seres queridos, y especialmente que nos hizo ver lo vulnerables que podemos ser más allá de nuestros resentimientos, de nuestros orgullos, y nos permitió volver a acercarnos a los que apreciamos y darnos las oportunidad de vivir con precaución, sabiendo que no tenemos la vida comprada, pero que tenemos la oportunidad de hacer las cosas mejor.

5 Condiciones emocionales que puedes desarrollar por estar vivo:

1-Amar y dejarte amar expresando tus sentimientos sin miedos.

2-Potencializar tus habilidades, destrezas y disfrutar haciendo las cosas para las que tienes talento.

3-Generar nuevas oportunidades de trabajo  o estudio, o innovar dentro de tus labores para adaptarte a las necesidades.

4-Perdonar y ser perdonado para vivir sin resentimientos que solo te atrapan en el pasado desgastando tu energía hacia emociones no saludables.

5-Mantener un estilo de vida saludable con alimentación balanceada, ejercicio y espacios para enriquecer tu ser emocional.

Si tu vida se vio afectada más allá de lo que puedas controlar, busca ayuda profesional, tienes derecho a estar bien.

Lic. Sarela Quiroz

Psicóloga Psicoterapeuta 991-988772 / 965 703600