¿Ha renunciado a comer alimentos que le gustaban para comer alimentos “buenos”?

¿Considera que el valor nutritivo de una comida es más importante que el placer que le aporta?

¿Ha mejorado su autoestima alimentándose de forma sana?

Si ha contestado que “Sí” a estas preguntas quiere decir que usted es consciente de la importancia de una dieta saludable para mejorar su calidad de vida.
Sin embargo, existen personas que llevan este comportamiento al extremo, restringiendo sus hábitos alimenticios hasta el punto de poner en peligro su vida.

La ortorexia, es un trastorno de la conducta alimentaria que consiste en la obsesión por la comida sana. Las personas que padecen este trastorno tienen como finalidad estar lo más sanos posible y, para ello, se sienten obligados a seguir una dieta restrictiva donde excluyen todo tipo de conservantes, colorantes, grasas, sal y azúcares; así como también la carne, los huevos, el pescado y cualquier alimento que no sea natural y ecológico. Además, siempre están pendientes de la preparación de sus comidas y pueden invertir mucho tiempo y dinero planificando todas y cada una de sus comidas.

Aunque parece una práctica saludable, estas personas pueden padecer problemas nutricionales graves a largo plazo, los cuales no suelen ser evidentes. Sumado a ello, se puede asociar alteraciones psicológicas y sociales, como irritabilidad excesiva, disminución de la autoestima y sentimientos de soledad debido al aislamiento y pérdida de vínculos afectivos al no recibir o percibir la aprobación del entorno inmediato. Dicha circunstancia podría dar pie al desarrollo de trastornos mayores como la ansiedad y/o depresión.

Para evitar llegar a este nivel de obsesión, los especialistas recomiendan seguir los siguientes consejos:

  • Regirse por una comida sana que incluya la cantidad y variedad de alimentos que el organismo necesita para funcionar correctamente.
  • Si desea seguir una dieta o restringir algún alimento de su dieta, acuda con un nutricionista.
  • Si considera que sus hábitos alimenticios sanos están afectando su vida diaria o conoce de alguna persona que pase por esta situación, solicite una consulta psicológica.
  • Es importante que se incida en la educación de los niños a través de consejos como el respeto a uno mismo y a los demás y educar con modelos de belleza y conducta no estereotipados .


Psic. Andrea González
Psicología Integral Yo Puedo
991 988772  /  965 703600